Via Crucis del Santísimo Cristo del Remedio de Ánimas

El Viernes de Dolores celebra la hermandad el Vía Crucis con la imagen del Santísimo Cristo del Remedio de Ánimas a través de las calles de la feligresía de San Lorenzo. El Señor clavado en la cruz es portado por grupos de hermanas y hermanos que se van turnando en las diversas estaciones del piadoso ejercicio.

El recorrido es corto pero muy intenso: Padre Roelas, plazuela de Don Arias, Cristo, Jesús del Calvario, Remedio de Ánimas, María Auxiliadora (antigua calle Mayor de San Lorenzo). Son calles antiguas que nos evocan otros tiempos, calles sencillas que nos recuerdan la identidad de nuestra Hermandad y de nuestra Parroquia: humildad.

Vía Crucis de austero protocolo pero de hondo sentido espiritual. Entre cada estación, el canto del Miserere, el Stabat Mater y otras piezas musicales interpretadas a capela subrayan el recogimiento que acompaña todo el itinerario. La fe y la devoción patentes hacen que cada año se sumen más fieles a lo largo de su recorrido.

La última estación es desde el altar mayor de la Parroquia. Las naves del templo, atestadas de hermanos y devotos. Después de las palabras del Consiliario, la imagen del Señor es alzada a su paso, anunciando así la estación de penitencia del ya próximo y anhelado Lunes Santo.